Varices en el estómago

Las varices en el estómago son venas submucosas dilatadas en el estómago, y pueden ser peligrosas para la vida debido a una hemorragia digestiva alta. Se encuentran más comúnmente en pacientes con hipertensión portal, o presión elevada en el sistema de la vena porta, lo que puede suponer una complicación de cirrosis. Las varices gástricas también puede aparecer en pacientes con trombosis de la vena esplénica, donde las venas gástricas cortas drenan el fundus del flujo estomacal. Este último puede deberse a una complicación de la pancreatitis aguda, cáncer de páncreas, u otros tumores abdominales.

Varices en el estómago

Varices gástricas

Los pacientes con hemorragia por varices gástricas pueden presentar vómitos con sangre (hematemesis), heces oscuras y alquitranadas o sangrado rectal. El sangrado puede ser ligero y en momentos los pacientes pueden entrar en shock.

El tratamiento para las varices gástricas puede ser una inyección en las varices con adhesivo de cianoacrilato, o un procedimiento radiológico para disminuir la presión en la vena portal, denominado derivación portosistémica intrahepática transyugular o TIPS. El tratamiento con octreotida intravenosa también es útil para el flujo de derivación de la sangre fuera de la circulación del estómago. Existen tratamientos más agresivos incluyendo esplenectomía (o extirpación quirúrgica del bazo) o el trasplante de hígado puede ser necesario en algunos casos.

Síntomas de las varices gástricas

Normalmente las varices estomacales no conllevan ningún tipo de síntoma, en el supuesto caso de que se produzca una rotura de la vena varicosa el paciente podrá presentar los siguientes síntomas:

  • Vómitos con sangre
  • Heces alquitranadas y oscuras
  • Sangrado rectal

Diagnóstico de las varices en estómago

El diagnóstico de várices gástricas se realiza mediante una endoscopia.

Causas de la aparición de varices en el estómago

Algunas de las causas que pueden provocar la aparición de varices en el estómago pueden ser:

  • Presión arterial elevada
  • Cirrosis hepática
  • Algunas drogas como: azatioprina, metotrexato, arsénico entre otros)
  • Enfermedad de Hodgkin
  • Tumor en el páncreas
Varices en el estómago

Tratamiento de las varices en el abdomen

El tratamiento inicial de la hemorragia por varices gástricas se centra en la reanimación, al igual que con las varices esofágicas. Esto incluye la administración de fluidos, productos sanguíneos, y antibióticos.

Los resultados de los dos únicos ensayos aleatorios que comparaban la ligadura de banda con el cianocrilato sugiere que la inyección endoscópica de cianoacrilato, conocido como obliteración variceal gástrica o GVO es superior a la ligadura con banda en la prevención de nuevas hemorragias. El cianoacrilato, que es un “súper adhesivo” a menudo se mezcla 1:1 con lipiodol para prevenir la polimerización en la óptica de la endoscopia. El GVO que se realiza generalmente está especializado en centros terapéuticos endoscópicos. Las complicaciones incluyen la sepsis, la embolización de pegamento, y la obstrucción de la polimerización en el lumen del estómago.

Otras técnicas contra la hemorragia refractaria incluyen:

  • Derivaciones transyugulares intrahepáticas portosistémicas (TIPS)
  • Borradura retrógada intravenosa del globo-ocluído (BARTO)
  • Trasplante de hígado
  • Ligadura de varices gástricas, aunque esta modalidad está decayendo
  • Taponamiento Intra-gástrico