Síntomas de las varices

Las venas varicosas por lo general no causan ningún dolor (al menos al principio), por lo que si no prestas atención, es posible que pasen desapercibidas en un primer momento y que solo las notes cuando ya tengan un aspecto importante.

Cuáles son los Síntomas de las Varices

Hay dos elementos principales para identificar la formación de varices:

  • Las venas son de color púrpura oscuro o azul
  • Las venas aparecen torcidas y abultadas
Síntomas de las Varices

Si las varices han llegado a una fase en la que ya son dolorosas o causan incomodidad, encontramos otros signos y síntomas más significativos como por ejemplo:

  • Sensación de dolor o pesadez en las piernas
  • Calambres e hinchazón en las piernas
  • Dolor que empeora después de estar sentado o de pie durante mucho tiempo
  • Comezón alrededor de uno o más de sus venas
  • Calambres musculares en las piernas, especialmente de noche
  • Piel seca y delgada sobre la vena afectada.
  • Úlceras en la piel cerca de los tobillos. Esto puede significar que usted tiene una forma grave de la enfermedad vascular y que requiere atención médica.

Síntomas de las Arañas Vasculares

Las arañas vasculares son similares a las venas varicosas, pero son más pequeños. Las arañas vasculares se encuentran cerca de la superficie de la piel y suelen ser de color rojo o azul. Se producen en las piernas, pero también se pueden encontrar en la cara. Las arañas vasculares varían de tamaño y a menudo son similares a una tela de araña (de ahí su nombre).

Cuándo consultar a un médico

El cuidado personal de la salud con actividades como el ejercicio, elevar las piernas o el uso de medias de compresión y fajas puede ayudar a aliviar el dolor de las venas varicosas y puede evitar que empeoren. Pero si estás preocupado/a sobre el aspecto de tus venas y a pesar de tomar medidas la situación empeora, debes consultar a tu médico.

Síntomas de las Varices

Las venas varicosas son de color púrpura oscuro o azul y normalmente tienen un ligero abultamiento. Algunas personas con venas varicosas pueden experimentar dolor o incomodidad. Los síntomas que hemos descrito anteriormente pueden empeorar durante el clima cálido o si se ha estado de pie durante largos períodos de tiempo. Puedes reducir los síntomas si caminas, descansas y elevas las piernas (ponerlas en alto para ayudar a la circulación). Las almohadas son una buena manera de levantar las piernas hacia arriba cómodamente.

Las venas varicosas se desarrollan generalmente en las piernas, ya sea en la parte posterior de la pantorrilla o en la parte interna de la pierna. Sin embargo, a veces también puede ocurrir en otras partes de su cuerpo, como por ejemplo en la cara.